¿Cuántas veces hemos oído decir el empresario X salió de la nada? yo cuando oigo esa frase siempre he pensado que de ser así, tanto los científicos como las religiones están equivocados al narrar el principio de los tiempos. «En el principio el empresario X creó a Dios y de ahí los cielos y la Tierra»… bueno bromas aparte. Todos conocemos muchas experiencias de éxito (y muchas de fracaso) y las circunstancias que nos rodean ponen la base para poder emprender en internet; pero no nos equivoquemos.

Lo primero a tener en cuenta es que la seguridad que nos da emprender sin salir de nuestra zona de confort (despacho, casa, garaje o trastero) es irreal. Imagina que te gusta el mundo de la moda y quiere poner una tienda, haces el proyecto, defines que tipo de ropa quiere vender y una vez definidas las líneas de tu negocio das el paso para buscar la zona adecuada y escoges una calle peatonal, del centro de tu población donde hay otras tiendas de ropa. ¿Sentirías miedo? lógico, tienes competencia, tienes gastos, has desarrollado mucho trabajo, ganas e ilusión.

Pues esto es igual, internet es una gran avenida peatonal, donde hay miles de tiendas del sector donde te quieres mover, donde vas a trabajar mucho no sólo para contactar con proveedores, estructurar la web, posicionarla, sino también para promocionarla, contratar agencias, calcular precios, etc… y vas a echar la misma ilusión y ganas que si fuera un negocio físico. ¡Es tu espacio!¡Tu tienda! sólo cambia el formato. Por lo tanto, tienes que poner los pies en la Tierra, tener la cabeza fría y el corazón ardiendo de ganas y apasionado. De la pasión te encargas tu, de ayudarte a poner los pies en la Tierra y amueblar un poco la cabeza si me dejas: te ayudo.

¿Cómo? a través de este blog y seleccionando la etiqueta: #emprender o yendo a esa pestaña en el menú iré dejando una serie de artículos estructurados donde voy explicando un plan de negocios para emprender con un comercio electrónico de forma rentable sin perder la ilusión y las ganas.

Te dejo el guión inicial de los contenidos:

  1. Encontrar un producto para vender
  2. Evaluar la idea
  3. Proveedores
  4. Competencia (en internet y física)
  5. Desarrollar el plan de negocio
  6. Web: plataforma, nombre, dominio, optimización, SEO…
  7. Marketing
  8. Canales de venta
  9. Fiscalidad