Títulos nobiliarios en Italia

Todos sabemos, que Italia es una república desde el año 1946, concretamente desde el 2 de junio, justo después del periodo fascista. Italia era una monarquía adscrita a la Casa de Saboya, tras la Segunda Guerra Mundial y mediante un referéndum institucional el pueblo italiano decidieron establecer la monarquía a la vez que se elegía a los miembros para la formación de una mesa o Asamblea Constituyente que fúe quién le dio cuerpo a una nueva Constitución.

Casa de Saboya

Setenta y siete años antes, en 1869 y por Real Decreto se estableció la «Consulta Araldica del Regno», un cuerpo colegiado que tenía como cometido asesorar al gobierno italiano acerca de los títulos nobiliarios, los escudos de armas y materias relacionadas. Esta institución fue disuelta a raíz de la aprobación de la república, que no reconocía los títulos nobiliarios. La disolución de la Consulta Araldica del Regno, llevó a que muchas personas se atribuyeran títulos nobiliarios buscando enriquecimiento ilícito de una u otra manera lo que llevó a la fundación de dos organismos, uno privado y otro público para regular la nobleza italiana.

El Ufficio Onorificenze e Araldica pubblica, que depende del Departamento de Ceremonial de estado de la Presidencia del Consejo de Ministros y el Corpo della Nobiltá Italiana que cuenta con catorce asociaciones regionales que, desde la caída de la monarquía, ha venido ejerciendo oficiosamente las funciones que antes realizaba la Consulta Araldica, es decir, la tutela de los derechos históricos de los nobles italianos, el examen y reconocimiento de las pretensiones nobiliarias, publicando periódicamente un elenco de títulos y dando su parecer a petición de terceros y conforme al ordenamiento del Estado Nobiliario Italiano aprobado por Real Decreto el 7 de junio de 1943.

La República Italiana no ha conferido ninguna función institucional oficial al Corpo della Nobiltá Italiana, sin embargo, éste fue reconocido el 12 de noviembre de 1961 por el rey Humberto II de Italia, que como Jefe de la Familia Real mantenía la llamada Regia Prerrogativa de conceder, renovar y convalidad títulos nobiliarios.

No existe ninguna «ventaja» fiscal, política o social reconocida oficialmente para aquellos que ostentan un título nobiliario en Italia mas allá del orgullo de conservar, proteger y difundir la historia de nuestros antepasados.

Escudo heráldico del Ducado de Sammartino

Etiquetado: / /

Confinamiento

El gobierno del Estado Español confina, los gobiernos autonómicos de partidos opuestos critican el confinamiento; el gobierno estatal levanta el confinamiento y le pasa el «pastel» a las autonomías; una jueza dice que ese confinamiento es ilegal y que lo levanta; algunos gobiernos autonómicos dicen que no confinan… que mascarilla obligatoria para todo el mundo que la economía se hunde…

Mientras los científicos, médicos y personal sanitario están en un rincón a la espera de actuar, convencidos que otra vez se van a saturar los hospitales, habrá cientos de fallecimientos y ellos con medios paupérrimos se tendrán que enfrentar en primera línea de fuego a salvar vidas.

¿A que juegan muchos políticos? esto no es una cuestión de quién la tiene mas larga, de un sistema legal o de una ideología política. Estamos hablando de vidas humanas.

¿Qué valor moral y ético nos está demostrando el sistema judicial y el político cuando se enfrentan y se anteponen premisas legales y económicas por encima de vidas? sencillamente el valor de que el sistema está por encima de los ciudadanos.

Un político, un juez y un científico ¿A quién le hacemos caso frente a una pandemia? personalmente lo tengo claro… Si mañana se me detecta que tengo diabetes (soy diabético) y me dice el señor alcalde que es mejor que me tome stevia en vez de azúcar y que con eso me curo, me viene el juez o la jueza del juzgado de guardía y me dice que eso dice el artículo 5º de la ley de la diabetes (sic) que no me tome la stevia y me dice mi medico que lo mejor es que me inyecte insulina; pues me van a disculpar los señores legalistas y políticos… pero le haré caso al medico.

Es fácil y lo voy a poner mas fácil aún:

  • Un político: legisla
  • Un juez: hace cumplir la ley
  • Un medico (científico): sabe de virus, bacterias y diabetes.

Por lo tanto, lo que quiero decir en esta escueta entrada es que los señores jueces y los señores políticos miren a los ojos a una persona entubada, mire las fotos de las ataudes durante la pandemia y mire el dolor de los familiares de quienes han perdido a alguien y no se han podido despedir.

Esto no es política, ni son leyes: es dolor, es sufrimiento, es salud. La coherencia, la moral, la ética prima sobre la ideología, las leyes y la economía.

Etiquetado: / / / /

Europa ¿Solución o problema?

Rafael Sanmartín aborda con este nuevo libro la realidad de la formación de Europa a golpe de intereses económicos, ya sea de forma directa o a través de batallas donde ganaba el ejercito mas poderoso, la historia se repitió y se repite con la formación de la Unión Europea donde lo que menos cuenta son las personas.

Rafael Sanmartín

Dice el autor: “El futuro no es “lo que viene”, es lo que hacemos.
La actualidad, el mundo actual, lo hemos trabajado a pulso. Con o sin acierto, esa es la cuestión. Europa se ha formado a la medida, no de sus pueblos, no de los seres humanos que la habitan –eso pretendían los precursores-, sino de las entidades económicas que la dominan, para quienes el único interés de la unión –o no- del Continente, es el beneficio.

Los estados europeos se han formado de forma artificial, salvo contadas excepciones, porque se han hecho a voluntad de grupos conquistadores dotados de mejor táctica militar ó armamento. Sólo en casos muy contados han sido construidos por voluntad de sus habitantes, quienes nunca han tenido más capacidad de decisión que la muy limitada, limitadísima, de servir en la mesnada de uno ú otro señor. Ha sido la voluntad de la nobleza y de los reyes, unas veces por conquista otra por uniones matrimoniales, lo que ha conformado política y administrativamente el territorio. Los territorios políticos, los estados que forman parte del continente.

Esto ya por sí sólo, marca. Pero la consecuencia principal es que los territorios de dónde ha partido la conquista, los conquistadores, han modelado la economía a su medida. Y han adaptado, o incluso adoptado, modificándola, la cultura de los conquistados.

El caso específico del Estado español se está repitiendo en este momento por la Unión Europea, empeñada en mantener unas regiones dependientes, desindustrializadas, limitadas a ser reserva de materia prima, mano de obra y clientela forzada de los grandes grupos empresariales asentados en los estados ricos. El autor cita un amplio abanico de ejemplos que han sido segados en Andalucía por la acción del gobierno: grandes y pequeñas industrias, comercio, minería, comunicaciones, todo ha sido cercenado para favorecer el crecimiento de ese mismo sector y de otros, en otros lugares, para agrandar progresivamente la diferencia entre las comunidades más desarrolladas y las más depauperadas.

Un panorama que sigue en plena efervescencia, sin intención de ser remediada.

Europa se está intentando formar de arriba a abajo. Justo lo
contrario que buscaban los precursores, cuando, después de la I Gran
Guerra dedujeron que los enfrentamientos sólo terminarían con la unidad
europea. Pero ellos buscaban una unión de personas, hecha de abajo a
arriba. Y se ha hecho al revés. Se ha pretendido el mismo fin: acabar
con los enfrentamientos. Pero, para ello, se ha beneficiado con
preferencia la economía. Se ha facilitado a los grandes grupos
empresariales su libertad absoluta en la mayor parte del continente,
incluido el derecho de ir cerrando empresas medianas y pequeñas para
disminuir o eliminar la competencia, provocando así el aumento de las
diferencias sociales y económicas.

Al mismo tiempo se está ignorando a la gente, a los seres humanos, que cada vez encuentran menos atractivo en esta forma de alcanzar la unidad europea.

BIOGRAFÍA:

Rafael Sanmartín Ledesma, periodista, escritor y observador de la situación mundial. Ha sido redactor  o colaborador en varios medios escritos y audiovisuales –Canal Sur, El Correo de Andalucía,
Diario de Sevilla, El Norte de Castilla, Radio Andalucía, Radio Asturias, Cadena Ibérica y otros–.

De su producción literaria cabe destacar El País que nunca existió, Grandes infamias en la historia de Andalucía y De aquellos polvos, una historia pormenorizada de la llamada transición a la democracia, centrada en Andalucía.

Para el autor, la historia no son «cosas del pasado», sino hechos que han modelado y condicionado la actualidad y el futuro.

De los premios obtenidos destacan el Temas de relato corto, el del
Consejo de RTVE por la serie La Andalucía de la Transición, de Canal
Sur, en 2001 y el del público del Festival Internacional de Cine
Científico de Zaragoza en 2002.

Etiquetado: / / /

Ataraxia

Es complicado a estas alturas no cumplir años sin acordarse de los que se fueron; y no necesariamente con pena, aunque si con nostalgia y mucho amor; no sé tú, pero en mi caso siempre miro atrás, reviso objetivos, metas y me acuerdo de las personas importantes que están o han estado en mi vida de una u otra forma, removiendo sentimientos y emociones. 

Como es un ámbito demasiado íntimo, no escribiré sobre esas personas, ellas lo saben (estén o no ya en esta dimensión); pero ahora que he pasado el meridiano de mí existencia -de momento, ni deseo ni espero vivir más tiempo del que ya he vivido-  veo que es un buen momento para retomar tareas atrasadas, objetivos y metas; desde una perspectiva menos emocional pero sin perder los sentimientos jamás. 

Muy atrás quedó aquel chaval idealista, algo cobarde, tímido y reflexivo; más encarrilado en las teorías de los libros que en la utopía de convicciones propias, viajando en un tren con máquina de carbón y vagones de madera desde donde divisaba el paisaje y criticaba o alababa acciones, pero poco más. 

A ninguna parte

La lucha muchas  veces puede ser por las libertades (propias o sociales), por el dinero y propiedades, o sentimentales y emocionales; pero la lucha siempre va marcada por la pasión, la lucha auténtica siempre tiene una marca inconfundible, una etiqueta: la pasión. ¿Qué ocurre cuando acaba la lucha? no lo sé, supongo que acaba la vida. 

La ataraxia no es el alienamiento, no es entrar en un coma inducido por nuestros estados de ánimo; es vivir la vida desde la conciencia, pero sin frialdad; desde el temperamento propio, sin una carga emocional que nuble la perspectiva; es el deseo de tranquilidad (contradictorio en si mismo… desear la ataraxia) pero quizás sea el estado ideal; esa posición mental (cerebro + corazón) que te permite mantener la distancia suficiente con todo lo que te rodea, pero permaneciendo. 

Quizás sea como un viejo teléfono negro de disco asentado sobre un corazón dorado, una llamada en la distancia dónde están las emociones, pero los sentimientos quedan escondidos en cada número de la rueda y dónde si se marca la combinación adecuada se abre la caja de Pandora y quedan sueltas no los males pero si todas las emociones y en ese instante, en esa tormenta hay que luchar para que Elpis permanezca, porque si escapa todo se perdió, y que mejor forma de hacerlo que marcar los números como un tahur marcaría sus cartas, para siempre tener presente esa combinación perfecta que te recuerda quién y porqué: 826, 736,  326… no sé, números que al marcarlos hacen girar la rueda del corazón. 

Así es la paz emocional, saber quién y que eres; a quien amas; que deseas; que necesitas; pero con una perspectiva realista, como se suele decir: con el corazón en el cielo y los pies en la tierra. La búsqueda del control emocional que los estoicos promulgaban dentro de su escuela filosófica, donde todo giraba alrededor de apaciguar pasiones superfluas que perturban la vida para alcanzar la felicidad a través de la razón (raciocinio) no se debe confundir con el agua estancada de un charco, sino con el fluir tranquilo de un arroyo; movimiento, frescura, seguir un camino que siempre acabará en la desconocida grandeza de un mar del que no se vuelve; pero seguirlo con pausa, sintiendo el roce de cada roca, de cada raíz del árbol que busca la vida, observando como la luz se filtra por el bosque y se refleja en nosotros mismos, en cada gota de nuestra existencia. Lógica (aprendizaje, retórica y dialéctica); física (la ciencia de lo que somos y lo que nos rodea) y ética (la conducta); es decir, el conocimiento del universo al que pertenecemos, no como eje, sino como un astro más interrelacionado con el resto. 

Un año más de experiencia, de vivencias, de lágrimas y risas, de ausencias y de presencias y de desarrollo personal; llegó el instante, el momento de fluir como ese arroyo: ataraxia. 

Etiquetado: / /

¿Soy noble?

O mejor expresado ¿provengo de una familia de la nobleza? no lo sé, existe un 95% de posibilidades de que así sea. A mediados del siglo XVIII Francesco Sammartino, heredero del ducado de Sammartino y principado del Pardo, salía de Catania de forma precipitada debido a un «pequeño» accidente que nacería ocho meses después con la esposa de otro noble de la localidad; unas semanas después llegaba al puerto de Sevilla un barco que procedía de la isla de Sicilia, con una persona que compró una casa frente a la actual Iglesia de San Juan de la Palma, donde fueron bautizados sus descendientes hasta 1934.

Podría ser extremadamente fácil establecer una linea de continuidad entre D. Francesco Sammartino y yo como único y último heredero de esa rama de la familia, pero con lo divertido que son los problemas… ¿para que facilitar las cosas? la Iglesia de San Juan de la Palma pertenece a la parroquia de San Pedro que durante la guerra civil de 1936 fue asaltada y parte de sus archivos quemados, estando entre los documentos que desaparecieron algunas partidas de bautismo de mis antepasados, así como lugar de enterramiento y otros datos muy interesantes.

Faltando ese nexo, las investigaciones se complican y exigen investigar en los archivos tanto en Italia como en España, contactar con asociaciones de nobles y realizar un trabajo tan interesante como atractivo que ha ampliado notablemente mis conocimientos de historia y que están dilatando las investigaciones debido a mi curiosidad y necesidad de aprendizaje; así que es posible que provenga de esa noble familia o es posible que no, pero está mereciendo la pena investigar e introducirme en facetas de la historia que desconocía y que iré exponiendo en este blog.

Dejar claro que mi sangre es roja (azucarada, por la diabetes) no azul y que desde mis principios ideológicos una persona no es mas ni menos que otra y aún menos por cuestiones de nacimiento; pero si es verdad, que conocer los propios orígenes amplía el conocimiento de uno mismo y de su familia.

Etiquetado: / /

El arte de la guerra o «si quieres la paz, prepárate para la guerra».

El libro «El arte de la guerra», fue escrito supuestamente por Sun Tzu, general y filósofo de la antigua China; del que no existe constancia histórica documentada; quizás el libro sea una recopilación de textos de estrategia militar recogidos a lo largo de varios siglos en China, concretamente entre el 722 y el 481 a.C.

La mayoría de estrategas han tenido ese libro como referencia, para buscar entre sus líneas los pasos a seguir, ya que sus enseñanzas son aplicables a cualquier faceta de nuestras vidas.

A mi manos llegó hace 26 años, aún conservo el mismo ejemplar en pasta dura y muy usado, que me regaló un teólogo africano que era capaz de recitarlo de memoria de igual manera que los Evangelios. He aprendido mucho y sigo aprendiendo de ese pequeño libro (lo podéis leer aquí) y también me ha ayudado en los peores momentos -como al teólogo amigo- igual que los Evangelios u otros libros centrados en desarrollo personal, espiritual y/o humano; preparar estrategia, saber cuando es un buen momento para dar un paso o lo contrario; pero sobre todo para reflexionar y pensar, preparar el camino y en el momento oportuno actuar.

Reconozco que he jugado con él como un augur con sus piedras, sus cristales o los pozos del café, abriéndolo al azar por cualquier página y sintiendo sus palabras prácticamente sin analizarlas, sencillamente dejando fluir los pensamientos y emociones que afloran al recitarlas.

Para mi es muy complicado resumir un libro, pues cada palabra escrita tiene un sentido, un mensaje y forma parte de un puzle que al quitarle una pieza rompe el paisaje o la obra maestra que representa.

  1. La mejor victoria es vencer sin combatir.
  2. Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo, serás poderoso en cualquier lugar donde vayas.
  3. Llévalos a un punto del que no puedan salir.
  4. Cuando se está cerca, se debe parecer lejos, cuando se está lejos, se debe parecer cerca. Se finge desorden.
  5. No presiones a un enemigo desesperado. Un animal agotado seguirá luchando, pues esa es la ley de la naturaleza.
  6. La oportunidad de derrotar al enemigo la provee él mismo.
  7. Ganará quien sabe cuándo luchar y cuándo no luchar.
  8. El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las trampas se mueven, aparentar inactividad.
  9. Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no debes temer el resultado de cientos de batallas.
  10. Estrategia sin táctica es el más lento camino hacia la victoria.
  11. Dale al enemigo lo que ellos esperan recibir
  12. Tienes que creer en ti mismo.
  13. Si haces que los adversarios no sepan el lugar y la fecha de la batalla, siempre puedes vencer.
  14. Hay que reflexionar y deliberar antes de tomar cualquier decisión.
  15. No persigas a los enemigos cuando finjan una retirada.
  16. ¿Puedes imaginar lo que haría si pudiera hacer todo lo que puedo?
  17. Aquél que es prudente y espera a un enemigo que no lo es, será victorioso.
  18. Nunca se debe atacar por cólera y con prisas. Es aconsejable tomarse tiempo en la planificación y coordinación del plan.
  19. Las oportunidades se multiplican a medida que se toman.
  20. La defensa es para tiempo de escasez, el ataque para tiempos de abundancia.
  21. Deja que tus planes sean oscuros e impenetrables como la noche y cuando te muevas, cae como un rayo.
  22. Sé extremadamente misterioso, incluso hasta el punto de la ausencia de sonido.
  23. La excelencia suprema consiste en romper la resistencia del enemigo sin luchar.
  24. Si tu oponente posee un temperamento colérico, procura irritarlo. Finge ser débil, para que se vuelva arrogante.
  25. Para conocer a tu enemigo, debes convertirte en tu Enemigo.
  26. La rapidez es la esencia de la guerra.
  27. Sólo cuando conoces cada detalle de la condición del terreno puedes maniobrar y luchar.

Es difícil reducir en un pequeño escrito la esencia de un libro tan profundo y del que se puede aprender tanto, lo ideal sería no tener que prepararse para la guerra pero: si vis pacem, para bellum.

Etiquetado:

Comenzar desde la nada

¿Cuántas veces hemos oído decir el empresario X salió de la nada? yo cuando oigo esa frase siempre he pensado que de ser así, tanto los científicos como las religiones están equivocados al narrar el principio de los tiempos. «En el principio el empresario X creó a Dios y de ahí los cielos y la Tierra»… bueno bromas aparte. Todos conocemos muchas experiencias de éxito (y muchas de fracaso) y las circunstancias que nos rodean ponen la base para poder emprender en internet; pero no nos equivoquemos.

Lo primero a tener en cuenta es que la seguridad que nos da emprender sin salir de nuestra zona de confort (despacho, casa, garaje o trastero) es irreal. Imagina que te gusta el mundo de la moda y quiere poner una tienda, haces el proyecto, defines que tipo de ropa quiere vender y una vez definidas las líneas de tu negocio das el paso para buscar la zona adecuada y escoges una calle peatonal, del centro de tu población donde hay otras tiendas de ropa. ¿Sentirías miedo? lógico, tienes competencia, tienes gastos, has desarrollado mucho trabajo, ganas e ilusión.

Pues esto es igual, internet es una gran avenida peatonal, donde hay miles de tiendas del sector donde te quieres mover, donde vas a trabajar mucho no sólo para contactar con proveedores, estructurar la web, posicionarla, sino también para promocionarla, contratar agencias, calcular precios, etc… y vas a echar la misma ilusión y ganas que si fuera un negocio físico. ¡Es tu espacio!¡Tu tienda! sólo cambia el formato. Por lo tanto, tienes que poner los pies en la Tierra, tener la cabeza fría y el corazón ardiendo de ganas y apasionado. De la pasión te encargas tu, de ayudarte a poner los pies en la Tierra y amueblar un poco la cabeza si me dejas: te ayudo.

¿Cómo? a través de este blog y seleccionando la etiqueta: #emprender o yendo a esa pestaña en el menú iré dejando una serie de artículos estructurados donde voy explicando un plan de negocios para emprender con un comercio electrónico de forma rentable sin perder la ilusión y las ganas.

Te dejo el guión inicial de los contenidos:

  1. Encontrar un producto para vender
  2. Evaluar la idea
  3. Proveedores
  4. Competencia (en internet y física)
  5. Desarrollar el plan de negocio
  6. Web: plataforma, nombre, dominio, optimización, SEO…
  7. Marketing
  8. Canales de venta
  9. Fiscalidad

Etiquetado: / / /

El comercio electrónico durante la pandemia

Uno de los pocos sectores que han salido reforzados de la pandemia ha sido el comercio electrónico; y concretamente en dos categorías hasta hace poco tiempo no demasiado exitosas: ropa y alimentación; como elementos básicos junto a alimentos para animales.

Las analíticas de Google definen con bastante exactitud los intereses de la población mundial en sus búsquedas de Internet; con un aumento de los productos de alimentación básicos. Plataformas de comercio electrónico de alimentos de marcas muy conocidas en España y a nivel internacional, se han visto desbordadas y han tenido que aumentar plantilla y reestructurar su logística para poder ofrecer un servicio adecuado, y aún así la saturación de pedidos ha complicado mucho la situación.

¿Esto supone que será una tendencia permanente? en absoluto; los consumidores hemos vuelto a acudir a nuestras tiendas habituales, a supermercados e hipermercados y al comercio de proximidad; no se debe confundir la situación. Cuando hemos estado obligados a permanecer en nuestras viviendas ha sido obligatorio utilizar la compra on-line; pero a partir del desconfinamiento volvemos a nuestros hábitos. Pero muchas personas, sobre todos de clase media y con trabajos muy absorbentes han descubierto una forma practica y segura de hacer sus compras y és ahí donde los que nos dedicamos al comercio electrónico tenemos que dirigir la mirada.

Un target definido y claro:

  • Personas trabajadoras
  • Clase media
  • Estudios universitarios
  • Con vivienda propia
  • Nivel adquisitivo medio-alto
  • Conocimientos informáticos
  • Buscando productos básicos, pero de calidad.

En todas las escuelas de comercio se explica que el empresario ha de poner solución a un problema para que tenga éxito; el 95% de los consumidores aseguran que la fruta que comen no tiene ningún sabor. Ese es el problema. ¿La solución? tienda de comercio electrónico donde el valor que se ofrezca es fruta ecológica y de calidad con envío en 24/48 horas. Este es un ejemplo de como debemos especializar nuestro comercio ante la gran oferta existente.

Definir un punto diferente, una peculiaridad, una nota distintiva del resto de comercios puede suponer en este momento la diferencia entre éxito y fracaso. Por lo tanto los dos puntos básicos y fundamentales cuando queremos iniciar un proyecto de este tipo son:

  • Definición del tipo de cliente, con un conocimiento exhaustivo del mismo.
  • Definición de un punto de distinción con respecto al resto de comercios: ¿Que ofrecer que el resto no lo tenga o sea minoritario?

Etiquetado: / / / /

El Tuareg y la Libélula

Comienzo este blog, con un cuento que escribí hace muchos años y que define bastante mi vida; una narración escrita «del tirón», casi sin revisar, improvisada y arrancada directamente del corazón.

Alzó las manos, para rozar con sus dedos las estrellas, que parecían fundirse unas con otras; el fantasma de su mente volvió a preguntarle porque se había adentrado en la tierra muerta, a su alrededor solo arena, millones de dunas lo rodeaban, el recuerdo de su pasado le insuflaba el valor necesario para estar y permanecer donde estaba.

Nació en una ciudad cualquiera, había sido un hombre cualquiera, pero moriría siendo un hijo del viento, un Imohags, y lo haría no por voluntad propia sino obligado por las estrellas que un día logró alcanzar y se le deslizaron entre los dedos como arena del desierto, dejando unas manos vacías y agrietadas.

De pronto, una libélula; suave y silenciosamente se posó sobre sus piernas cruzadas, clavando sus ojos inquisitivos en los del tuareg.

  • ¿No me temes? con un solo movimiento podría aplastarte contras mis piernas, arrancar tus frágiles alas de cristal y jamás podrías volver a volar, o sencillamente tomarte y privarte de la libertad.
  • No, no te temo caminante; pero tu a mi sí. Como yo desciendes del viento, avanzas en la vida con el orgullo del Ser libre, pero me temes más que a la sed o la tormenta de arena.
  • (Risas) Soy un Imohag, un Tuareg; mi raza, mis antepasados vagan y dominan este desierto desde el principio de los tiempos, no tememos a nadie, ni a nada y menos a una frágil y pequeña libélula que no tiene más defensa que sus alas para escapar.
  • ¿Porqué entonces has ocultado tu rostro ante mi?¿Quién de los dos es más fuerte?¿Tu que te ocultas para esconder tu sonrisa y tus lágrimas, para ocultar los gestos de un rostro que temes compartir? ¿Tú que usas el negro de tus ropajes para acrecentar tu figura diluyendo entre sus pliegues tus emociones?¿O yo, que vuelo libre por el desierto con dos alas de agua sin temor a posarme en las piernas del rey del desierto?… tu soledad es como la mía, lloramos las mismas lágrimas, la noche es igual de larga y fría para ambos. Los dos ansiamos coger las estrellas y posarnos en ellas. Pero tú, ocultas la dureza del amor indestructible, de la fuerza interior.

El Tuareg apartó el manto de su rostro y dirigió su mirada siguiendo el Vuelo de la Libélula.

Realmente esa era la auténtica libertad, dos lágrimas recorrieron su rostro. Quedó sólo, con el crepitar de las llamas y el viento azotando las palmeras, la noche pasó y al amanecer una libélula de infinitos colores recorrió el oasis, y atrás quedaron cubiertas de arena unas negras telas, túnicas y velos; enterradas como viejas corazas de antiguas batallas.

El Vuelo de la Libélula es un misterio aún para la ciencia; realizan giros de noventa, ciento ochenta e incluso doscientos setenta grados; capaces de volar cabeza abajo o quedar como suspendidas en el aire sin aparentemente moverse.

Un vuelo impredecible que necesita para vivir, para alimentarse, para ser libres. Y lo consiguen, no sólo batiendo cada ala con distinta frecuencia e intensidad; sino también con diferentes ángulos, eso les permite tener una de las mayores capacidad de maniobra de todo el reino animal.

Aparte de que entender la bio-física del vuelo de la libélula tiene una gran importancia para entender su historia evolutiva y neurofisiología o para aplicar esos conocimientos para la ingeniería de aviones, helicópteros y drones; aplicar en nuestras vidas, como si de una parábola o metáfora se tratara la técnica de este vuelo, nos permitirá desarrollarnos con una libertad inapreciable (como cuando permanece aparentemente quieta); nos permitirá desarrollar una capacidad de observación diferente y sobre todo… nos permite elevarnos de nuestra realidad para verla con la perspectiva necesaria para saber donde estamos y donde tenemos que ir.

El Vuelo de la Libélula

Etiquetado: