¿Quién elige al notario en la compraventa de una casa

Esta es una de las dudas que surge de forma repetitiva a la hora de realizar una operación inmobiliaria; aunque en realidad carece de importancia puesto que las tarifas están unificadas y los protocolos son los que exigen la ley para todos los notarios, siempre hay alguna parte que tiene predilección por un notario, ya sea porque ha realizado mas operaciones con ese despacho o por cualquier otro tipo de cuestión.

Desde la entrada en vigor de la ley hipotecaria, el notario adquiere un papel aún mas importante, puesto que ha de informar y asesorar al comprador de forma rigurosa de las condiciones y características de la hipoteca que va a firmar y tiene que comprobar que todos los términos de ese contrato hipotecario se ajustan a la ley.

¿Quién elige al notario?

De forma clara, concisa y directa: el notario lo elige quién compra, es decir, el que paga la escritura elige el notario y cualquier cláusula contraria a este derecho debe considerarse nula de acuerdo con la legislación de defensa de los consumidores.

El precio, como hemos dicho anteriormente es uniforme para todos los despachos notariales, un notario no puede competir en precio, pero sí en atención y calidad de servicio y por lógica lo ideal es llegar a un acuerdo entre las partes a la hora de fijar el notario que intervendrá en la operación.

Hipoteca

El banco puede sugerir un notario determinado, pero no lo puede imponer y se atendrá a la decisión de las partes y a lo reflejado en el contrato de compra-venta (arras) y se encuentra en la misma situación a nivel legislativo, ha de respetar la decisión de las parte a la hora de elección del despacho notarial.

Por lo tanto, la cuestión está muy clara: El que compra… elige.

El que compra, elige

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.